Durante el pasado mes de febrero las ventas de coches en nuestro país han experimentado un estancamiento con respecto a los meses precedentes. El descenso en las compras de particulares y la subida generalizada del precio de los servicios básicos han sido los principales motivos que han hecho que el incremento que venía experimentando este sector en los últimos meses haya sido de tan sólo un 0,2%.
Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), España cerró el año 2016 con 1,147 millones de ventas de turismos, un 10,9% más que al año anterior. Durante el pasado año todos los canales mostraron un resultado positivo. El canal particulares tuvo un crecimiento de un 6,7% con un volumen total de 612.841 unidades vendidas y el canal de rent a car sufrió también una subida de un 16,8%, con un total de 206.192 unidades, debido principalmente al buen comportamiento del sector turístico.
Durante el mes que acabamos de abandonar, en cambio, este sector ha experimentado un leve estancamiento. El aumento del precio de los servicios básicos como la luz y el gas han hecho que los particulares se lo hayan pensado mejor y hayan pospuesto la compra de un nuevo vehículo, lo he ha provocado de la compra de particulares haya caído un 0,1%.
Según los datos que han hecho públicos FACONAUTO (concesionarios), GANVAM (vendedores) y ANFAC, la venta de todoterrenos y turismos en nuestro país ha alcanzado en el mes de febrero un volumen de 97.796 unidades. Esto ha supuesto un mal dato con un incremento de tan solo un 0,2% en comparación con el mismo mes del pasado año. La entrega de vehículos y todoterrenos a particulares ha sido de 46.742 unidades en febrero, un 0,1% menos y las alquiladoras han bajado también en 24.144 unidades, un 9,2% inferior, hecho este que ha provocado que el pasado mes no haya sido bueno para las matriculaciones en España.