El concepto reserva de dominio aparece en casi todas las operaciones de compraventa a plazos. Por eso si usted ha financiado alguna vez su coche con una entidad bancaria o financiera, es muy posible que tenga este concepto como cláusua en el contrato que ha firmado.

Actualmente más del 80% de los vehículos que se venden en nuestro país se financian con alguna entidad de crédito. Aunque muchos desconocemos este concepto, la reserva de dominio está muy presente cuando un coche ha sido financiado, lo vamos a financiar o cuando nos disponemos a comprar un coche de segunda mano. Según la web coches.com, la reserva de dominio es una acción legal que significa que el vendedor se reserva la “propiedad” sobre el objeto que te ha vendido. Se convierte así en una herramienta jurídica para la entidad financiera o bancaria con la que estamos tratando, que no cederá los plenos derechos sobre el coche hasta que no paguemos todo el importe correspondiente.

Cuando financiamos un coche, el vendedor no nos trasmite la propiedad y el dominio del producto hasta que no paguemos el importe íntegro acordado. En vendedor tan solo nos ofrece la posesión y el uso del mismo pero no la propiedad y el dominio. Una vez terminemos de abonar el importe financiado, en coches.com nos recuerdan que es recomendable eliminar la reserva de dominio para evitar problemas futuros en caso de que queramos vender, regalar o dar de baja algún producto del vehículo. Este proceso se asigna al comprador del coche por lo que, si no tenemos demasiado tiempo libre, es preferible acudir a una gestoría para que realice el trámite por nosotros.

¿Se puede vender el coche con reserva de dominio?
En caso de que haya alguna reserva de dominio vigente no será posible cambiar la titularidad. Para conocer la situación de reserva de dominio o de carga que pueda tener un coche se puede pedir un informe en la Jefatura de Tráfico o acudir al Registro de Bienes Muebles en el que se matriculó el vehículo.

¿Podemos realizar un trámite de compra-venta o dar de baja un vehículo con reserva de dominio?
La respuesta es no ya que la Jefatura de Tráfico no nos pondrá los papeles a nuestro nombre si existe reserva de dominio en el coche que hemos comprado. El vehículo seguirá perteneciendo así a la entidad financiera o bancaria y no al vendedor. En esta situación, habrá que avisar al vendedor y a su entidad para que arreglen la situación de reserva de dominio. Si decidimos dar de baja el coche tendremos ante todo que dar de baja la reserva de dominio.

Cómo cancelar la reserva de dominio.
Según la web actualidad motor, aunque el periodo de pago haya finalizado y el cliente haya satisfecho todos los pagos requeridos no podrá vender el coche. El cliente tendrá que solicitar a la entidad financiera un certificado de haber pagado totalmente el crédito y, con este documento, ir al Registro Mercantil para solicitar allí el levantamiento de la reserva de dominio.Un vez ocurrido esto el comprador sí tendrá plena propiedad, pleno dominio y plena posesión sobre el vehículo. No obstante, la única diferencia en el sentido práctico es que ahora sí podrá cambiar la titularidad del coche.