TKS cumple sus primeros 10 años en Asturias.

Parece que fue ayer pero han pasado ya 10 años desde que la firma TKS se instaló definitivamente en sus instalaciones de Asturias. Inicialmente comenzó su andadura en Avilés para ser trasladada poco después a las instalaciones de Langreo que hoy conocemos. Desde entonces son muchos los buenos y malos momentos que se han vivido y mucho lo que la empresa ha crecido y evolucionado. El año 2007 fue el elegido por el grupo TKS para dar comienzo a su carrera y lo hizo siendo apenas una pequeña empresa local que se ocupaba de manera íntegramente manual a atender las dos campañas con las que arrancó. Hoy, 10 años después, la plantilla ha crecido considerablemente en número de trabajadores y todo está totalmente informatizado. La empresa cuenta con fieles clientes que confían cada día en la buena labor y seriedad de los profesionales que forman parte de su plantilla y no para de crecer, siendo cada vez mayor su presencia fuera de nuestras fronteras.

Con motivo de este aniversario no hemos querido dejar pasar la ocasión de entrevistar a Luis Beneytez, director general de la firma y a Nicanor Ramos, director de operaciones, que nos cuentan el largo recorrido que han tenido que llevar a cabo durante este tiempo y las expectativas de futuro que tienen para la empresa.

¿Cómo surgió la idea de crear TKS?
Luis Beneytez: Teníamos ya la empresa Autoplus que se dedica a la gestión de flotas y necesitábamos un call center para vender. Por aquel entonces teníamos un proveedor que poseía un distribuidor de telefonía en Asturias, probamos con él y la verdad es que fue muy bien.Se consiguieron los objetivos en la mitad de tiempo que nos habíamos planteado; los primeros 15 días se habían hecho ya las ventas correspondientes al primer mes. Y así fue como comenzó realmente TKS, aquel pequeño distribuidor de telefonía lo convertimos en el contact center con servicio 24 horas que hoy conocemos. La empresa se constituyó en el año 2006 pero la actividad real comenzó en 2007 cuando compramos las instalaciones que este distribuidor de telefonía tenía en Asturias.

-¿Cuál fue vuestro papel en la creación de la empresa?
Luis Beneytez: En Asturias descubrí que había unos recursos humanos muy cualificados, muy profesionalizados y con muchas ganas de trabajar y eso fue lo que más me llamó la atención ya que en grandes ciudades como Madrid o Barcelona no es fácil. Mi papel principal fue sin duda confiar en el equipo de Asturias.
Nicanor Ramos: Cuando yo me incorporé en la empresa, el 23 de abril de 2007, éramos menos de 5 personas y teníamos 2 clientes. 10 años después, tenemos más de 120 personas y 50 clientes muy satisfechos con nuestra labor . Mi labor principal fue la de seleccionar el equipo humano que compone todos los estamentos de TKS, intentar que estén motivados y sean lo más productivos posibles. Creo que tenemos en general un buen ambiente de trabajo y eso es muy importante en proyectos a largo plazo.

-¿Cuál es origen del nombre TKS?
Luis Beneytez: El nombre lo puso una de las trabajadoras mediante un concurso que organizamos. TK significa telemarketing y S soluciones. TKS son también las abreviaturas de “thanks” en inglés por lo que el nombre viene a representar el agradecimiento de la sociedad hacia sus clientes y trabajadores por la confianza que depositan en nosotros cada día.

-En la actualidad, ¿cuántas personas hay trabajando en la empresa y en cuántas campañas?
Nicanor Ramos: Respecto al call center tenemos unos 90 operadores, una estructura ( supervisón y coordinación ) de 8 personas y un soporte técnico compuesto por 3 personas . El mes pasado tuvimos en el call center 39 clientes/campañas distintos.

-¿Durante estos 10 años cuál consideráis que es el mayor éxito que habéis logrado?
Luis Beneytez: Hemos conseguido cumplir dos grandes retos. El primero ha sido crear un equipo humano numeroso muy profesional, muy vinculado, muy motivado e ilusionado por dar un buen servicio. Y el segundo ha sido conseguir tener la empresa muy digitalizada, nuestro propio equipo de desarrollo informático, que hace cosas muy interesantes y que permiten además que todos los servicios que ofrecemos los ofrezcamos de forma muy óptima. Es muy importante también la parte de auditorias de stock ya que en este área hemos conseguido en tan sólo 5 años ser líderes tanto en el mercado español como en el portugués.
Nicanor Ramos: Principalmente hacer crecer la empresa y consolidarla como un proyecto serio, en donde las personas que estamos queremos seguir muchos años porque el ambiente de trabajo es bueno.

-¿Cuál recordáis como el momento más complicado vivido en estos 10 años?
Luis Beneytez: El más importante que recuerdo es que justo cuando empezamos la nueva aventura empresarial de TKS en el año 2007, uno de nuestros principales clientes, una editorial jurídica, estaba tan contento con el servicio que le dábamos que intentó hacer una maniobra para quedarse con la compañía. Contrató al equipo de teleoperadoras que teníamos en ese momento y me propuso comprarme la sociedad, hecho al que no accedí. A partir de ahí tuvimos que volver a empezar de cero, a seleccionar un nuevo equipo, pero gracias a que en Asturias hay una buena cantera de profesionales pudimos reconstituir el equipo. En este momento entró también Nicanos Ramos a trabajar con nosotros y a partir de ahí empezamos a crecer fuertemente.

-¿A nivel técnico cómo ha evolucionado la empresa?
Luis Beneytez: Antes los procesos eran muy manuales y las grabaciones eran bastante complejas. Ahora está todo totalmente automatizado, tenemos todos los scrips desarrollados, todas las grabaciones bajo demanda, la supervisión de las llamadas y de las colas son mucho más eficientes, etc. Ha sido un cambio muy importante y lo mismo ha sucedido en las auditorías de stock donde el desarrollo tecnológico nos ha permitido ser líderes en España y próximamente en Europa.

-¿Cuál diríais que es la mayor diferencia entre la TKS de hace 10 años y la de ahora?

Luis Beneytez: Son totalmente distintas. Al principio estábamos muy focalizados en call center y era todo manual y ahora mismo tenemos otras línes de negocio, estamos en una expansión internacional y creciendo en número de servicios. Hemos pasado de ser una pequeña empresa local en Asturias a tener presencia en varios países.

¿Cómo ha hecho una empresa como TKS para capear la crisis económica que tanto ha perjudicado a otras empresas?
Luis Beneytez: Cuando empezó la crisis teníamos todavía un tamaño pequeño y la crisis en las empresas pequeñas en un estado mental. Lo que hicimos fue pensar mucho más, variabilizar los costes para nuestros clientes y demostrarles que nosotros teníamos capacidad para dar el servicio. Eso nos permitió fidelizarlos y que a día de hoy sigan confiando en nosotros. Además, no solamente no tuvimos que despedir a nadie sino que encima no hemos parado de crecer y de multiplicar la plantilla desde que empezamos.

¿De qué os sentís más orgulloso de todo lo que habéis conseguido en estos años?
Luis Beneytez: Sin duda del equipo humano que me ha acompañado durante estos 10 años. Sin este equipo humano hubiera sido imposible haber llegado hasta aquí.
Nicanor Ramos: Vuelvo a insistir en el ambiente laboral y la relación a largo plazo entre la mayor parte de los trabajadores y TKS. La idea es que quién esté con nosotros lo esté durante mucho tiempo y se implique al máximo en el desarrollo y crecimiento en todos los ámbitos de la empresa.

¿Qué expectativas de futuro tenéis?
Luis Beneytez: En el Departamento de Auditorías estamos en conversaciones con un cliente para ser su proveedor de auditorías a nivel europeo y que nos convirtamos en el referente en todo el tema de auditorías de stock que nos promociona. Recientemente además hemos abierto oficinas en Chile y Ecuador y tenemos previsto abrir en el futuro en Perú y México. También consideramos importante potenciar mucho la parte de desarrollo de software porque creemos que esa es la clave: tener una tecnología muy puntera que nos acompañe en este crecimiento.