Existe la posibilidad de reclamar una deuda en via judicial sin abogado ni procurador.

La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil operada por Ley 4/2011, posibilita presentar demanda de juicio verbal sin necesidad de utilizar preceptivamente los servicios de Abogado y Procurador para formular cualquier reclamación de cantidad (cobro de deuda) que no exceda de 2.000 euros.  Anteriormente el límite se establecía en 900 euros.

¿Qué es un juicio verbal?

Un juicio verbal es un procedimiento abreviado que se usa en los casos más simples de cuantía no superior a 6000 Euros. A este tipo de juicios se puede acudir sin abogado y procurador cuando las cantidades no excedan de 2.000 euros.

Atención: Si se trata de reclamar el pago de una deuda y dispone de  documentos de los que resulta la existencia de la misma, puede acudir a los trámites establecidos para el proceso monitorio, que facilitan el cobro de deudas siempre que no se produzca oposición por el demandado. El juicio verbal, pues, servirá para aquellos casos en que no se cumplan los requisitos necesarios para el proceso monitorio, por ejemplo, si no se dispone de documentos acreditativos de la deuda.

Cuando hablamos de juicio verbal, nos referimos a un procedimiento con un desarrollo significativamente más abreviado que el juicio ordinario.

<

¿Para qué sirve?

De manera genérica, para determinar si la cuestión debe ser resuelta en este tipo de procedimiento, se atenderá a la cuantía de la demanda. De esta manera, se ventilarán en juicio verbal aquellas cuestiones cuya cuantía no exceda de 6.000 euros.

Atención: La reclamación de cantidad a través del juicio verbal, no tiene que ser necesariamente una deuda. También podría ser una indemnización de cantidades que no excedan de ese importe.

<

¿Cómo se plantea?

Para iniciar un Juicio Verbal en reclamación de cantidad se ha de presentar un escrito de demanda, pudiendo utilizar al efecto los impresos normalizados que se encuentran a su disposición en los Juzgados o que puede descargar de la página Web del Consejo General del Poder Judicial con el fin de facilitarle dicha labor.

Debe formular la reclamación por escrito y puede utilizar el impreso normalizado que le facilitarán en el juzgado.

En este documento, el solicitante deberá anotar sus datos personales y de identificación, así como las de la persona o personas a las que demanda y el domicilio o domicilios donde se les pueda citar, expresando con claridad y precisión la petición de condena al pago de la cantidad concreta que reclame, más intereses y costas.

Atención: Es muy importante que aporte también el número de teléfono y/o una dirección de correo electrónico, ya que estos datos permiten que las comunicaciones sean más ágiles.

Las reclamaciones de cantidad que por razón de la cuantía deban tramitarse a través de este Juicio Verbal, no precisan de la intervención obligatoria de abogado y procurador cuando dicha cuantía no exceda de 2.000 euros.

 

¿Se pueden presentar documentos?

Junto con su demanda deberán acompañarse todos los documentos en los que funde su derecho a la tutela judicial que pretende. Éstos pueden ser: facturas, recibos, dictámenes, informes, medios de reproducción de sonido e imagen u otros electrónicos. Después de la presentación de la demanda, únicamente podrán aportarse nuevos documentos en el acto de la vista, de manera excepcional.

Atención: Si se trata de documentos públicos, podrán presentarse por copia simple. Si la parte contraria impugna su autenticidad, podrá llevarse a los autos original, copia o certificación con los requisitos necesarios para que surta sus efectos probatorios. En el caso de que sean documentos privados, deberá presentarlos por original o mediante copia autenticada por funcionario/a competente. Si sólo dispone de copia simple, podrá presentar ésta, que surtirá los mismos efectos que el original, siempre que su validez no se cuestione por cualquiera de las otras partes.

Debe acompañar tantas copias firmadas del impreso y de los documentos acompañados, como demandados haya.

<

¿Dónde se presenta?

Como regla, debe presentar el impreso o escrito de demanda en el juzgado de primera instancia del domicilio del demandado. Cuando se dirijan contra sociedades, empresarios o profesionales con relación a su actividad empresarial o profesional también se pueden presentar en el juzgado del lugar donde lleven a cabo la actividad.

Atención: Tenga en cuenta que si la cantidad reclamada no excede de 90 euros y el municipio del domicilio de la persona demandada carece de Juzgado de Primera Instancia, el escrito o impreso de demanda deberá presentarlo en el Juzgado de Paz, que será el competente.

<

¿Cómo se tramita?

Una vez presentada la demanda y admitida, el Juzgado entregará una copia al demandado y le citará a un juicio o vista que se celebrará ante el juez. A este acto deberá acudir con todas las pruebas que considere oportunas. La persona demandada aportará en el acto de la vista del juicio los documentos, medios, instrumentos, dictámenes e informes relativos al fondo del asunto que pretenda hacer valer. La parte demandante únicamente podrá aportar nuevos documentos no aportados junto con demanda inicial en los supuestos excepcionales previstos en el art.270 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Atención: También puede solicitar el interrogatorio de las partes o la práctica de otras pruebas. Si necesita que el juzgado cite a algún testigo, tendrá que pedir en los tres días siguientes a la citación, indicando su nombre completo y dirección.

Una vez celebrado el juicio, el juez tiene un plazo de diez días para dictar la sentencia.

Atención: Si el demandante no asiste al juicio, se le tendrá por desistido, se le impondrá el importe de las costas y se le condenará a indemnizar al demandado que haya comparecido, si éste lo solicita y acredita los daños y perjuicios sufridos. Si el demandado no asiste, se le declarará en rebeldía y continuará el juicio sin que asista.

Desde TKS gestionamos el cobro de deudas desde el inicio, con la devolución del primer recibo hasta las acciones legales necesarias para recuperar el bien y la cantidad adeudada. Cobrar facturas impagadas es posible con Grupo TKS.