¿Como afecta la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil al cobro de deudas?

La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que entró en vigor con carácter general el día 7 de octubre (con algunas excepciones), entre otras novedades importantes, recoge cambios que afectan a los procedimientos de reclamación de deudas, de los cuales les informamos de manera resumida.

Modificación de la regulación del juicio verbal

La Ley modifica en profundidad la figura del juicio verbal, a fin de reforzar, en este punto concreto, el derecho a la tutela judicial efectiva.

  • La supresión con carácter general de las demandas sucintas.
  • Se introduce la figura de la contestación escrita a la demanda, con lo que el demandante irá a juicio conociendo los motivos de oposición del demandado. De esta forma, se posibilitará que las partes puedan acudir a la vista con los medios de prueba precisos, evitándose la citación de testigos y peritos innecesarios. Se establece la contestación a demanda de forma escrita en el plazo de 10 días desde la notificación y emplazamiento del demandado.
  • Otra de las novedades es la introducción de la posibilidad de acordar en el juicio verbal un trámite de conclusiones, que permitirá a ambas partes hacer sus alegaciones al término de la vista.
  • Por otro lado, se estableceun nuevo régimen de recursos más garantista contra decisiones que admitan o denieguen la práctica de pruebas.
  • Se obliga a las partes a pronunciarse sobre la pertinencia de celebrar la vista, si ninguna de las partes lo solicita y el tribunal no lo considera procedente, se dictará sentencia sin más trámites.

 Modificación de la regulación del proceso monitorio

La reforma incluye también algunos cambios en el procedimiento monitorio (cobro de deudas).

Así, se incluye la obligación del demandado en el proceso monitorio de contestar a la demanda de forma fundada y motivada y no sucintamente como hasta ahora.

Por otro lado, no hace falta esperar 20 días desde que se dicte el decreto dando por terminado el proceso monitorio para instar la ejecución del mismo.

Se modifica el régimen de oposición a la petición de monitorio para los casos en que la cuantía no excede a la propia del juicio verbal. A partir de ahora, se dará traslado del escrito de oposición al peticionario, que podrá impugnar dicha contestación por escrito en el plazo de diez días. Asimismo, las partes, en sus respectivos escritos de oposición e impugnación de ésta, podrán solicitar la celebración de la vista. A partir de ahí, se tramitará como un juicio verbal.

En relación al proceso monitorio, y con el objetivo de garantizar al consumidor una protección efectiva de sus intereses, el juez, previa dación de cuenta del secretario judicialverificará la existencia de cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores o usuarios. Podrá, por este motivo, declarar de oficio el carácter abusivo de la cláusula en cuestión. En ese caso, esta cláusula no podrá ser invocada en ningún otro juicio posterior.

Con la introducción de esta actuación judicial, se da cumplimiento a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 14 de junio de 2012, en el asunto C-618 Banco Español de Crédito, en la que se declaró que la normativa española no es acorde con el derecho comunitario en materia de protección de los consumidores, al no permitir que el juez que conoce una demanda en un proceso monitorio examine de oficio el carácter abusivo de una cláusula sobre intereses de demora contenida en un contrato.

Prescripción para el cobro de deudas: se reduce a 5 años el plazo para reclamar una deuda

La Ley modifica el Código Civil (por primera vez desde su aprobación) para reducir a 5 años el plazo de prescripción para el ejercicio de acciones personales encaminadas al cobro de deudas que no tuvieran previsto un plazo especial (frente al plazo de 15 años anterior a esta modificación).

Asimismo, se aclara que el cómputo de este plazo de prescripción empieza a computarse desde el momento en que se pudiera exigir el cumplimiento de la obligación incumplida y que, en el caso de obligaciones “continuadas” o de tracto sucesivo, el plazo comenzará cada vez que se incumplan.

Recuerde que esta novedad afecta a todas aquellas reclamaciones que puedan surgir por responsabilidad contractual (eso es, cuando existe un contrato), derivadas de una prestación de servicios, relación mercantil o comercial, así como las deudas. Por ejemplo:

  • Obligaciones que puedan derivar de un contrato de compraventa
  • Reclamaciones por incumplimiento de un contrato
  • Reclamaciones a la comunidad de propietarios por daños y perjuicios sufridos por un elemento común
  • Reclamaciones porque se me ha entregado una vivienda con vicios
  • Reclamación del arrendador en un contrato de arrendamiento para la revisión de las rentas, etc.

Desde TKS gestionamos el cobro de deudas desde el inicio, con la devolución del primer recibo hasta las acciones legales necesarias para recuperar el bien y la cantidad adeudada. Cobrar facturas impagadas es posible con Grupo TKS.